El público prefiere noticias leídas por sus propios autores

59 / 100

Redacción

 

El audio se ha convertido en uno de los ganchos para atrapar nuevos usuarios en los medios de comunicación y lo­grar fidelizarlos. Hasta ahora, los pod­cast han sido la herramienta que más se ha usado para atraer ese público jo­ven más habituado al audio y al mis­mo tiempo, crear cierto hábito tanto en ellos como en el resto de lectores o suscriptores.

Pero en estos momentos, además del podcast y del videopodcast, la ten­dencia que está instaurándose en al­gunos de los grandes medios es que los artículos puedan oírse, y en mu­chos casos, en la propia voz del perio­dista que lo ha redactado.

Si ya contamos el caso de una re­vista danesa, Zetland, que estaba en una situación complicada y lo­gró revertirla precisamente hacien­do que las noticias estuvieran en au­dio, los ejemplos de periódicos que han iniciado ese mismo camino son cada vez más numerosos.

The Wall Street Journal se ha­cía eco de esta tendencia y corro­boraba, en un artículo de Katie Deighton, redactora de The Expe­rience Report en The WSJ y ante­riormente editora de The Drum, que “si las empresas de medios so­lían confiar en locutores o en soft­ware básico de conversión de texto a audio para convertir artículos es­critos en historias de audio, ahora están desarrollando tecnología de lectura similar a la humana y capa­citando a los reporteros en el arte de leer en voz alta para ayudar a las personas cuyas listas de “para leer” están a rebosar”.

La BBC, Apple News + y el Was­hington Post lanzaron en el último mes nuevas formas de escuchar sus artículos escritos, con la esperanza de brindar a los suscriptores ocupa­dos una forma flexible de explorar historias y atraer nuevas suscripcio­nes, según confirmaron los ejecuti­vos de estos medios.

“Realizamos una investigación y descubrimos que los usuarios quie­ren mantenerse informados pero están ocupados, por lo que aprecian la opción de ponerse al día con las últimas novedades mientras prepa­ran la cena o hacen ejercicio”, dijo Emily Chow, directora de producto web en el Washington Post.

The New York Times, compra­ba la pasada primavera Audm, la empresa propietaria de una aplica­ción de audio basada en suscripción que ofrece a los oyentes piezas de periodis­mo de larga duración, palabra por pa­labra, dramatizadas por famosos narra­dores de audiolibros.

Lanzada en 2016 por Ryan Wegner y Christian Brink, Audm transforma artí­culos de formato largo en audio.

Los usuarios de Audm ya venían es­cuchando cada semana, piezas de pu­blicaciones que medios como The New York Times, The New Yorker, The Atlan­tic y otros.

La compra se enmarca en un proyec­to para que el NYT ofrezca versiones de audio de artículos como una caracterís­tica adicional para suscriptores.

The Economist se fortalece

Otro medio que se ha hecho fuerte en este sentido es The Economist.

El medio económico también comen­zó a producir una edición de audio de su revista semanal en 2007 y los presen­tadores de noticias ya graban todas las historias de la revista en una sesión se­manal. Apple News , asimismo, comen­zó el mes pasado a producir alrededor de 20 historias de audio a la semana en su cartera de editores asociados y tam­bién ha desarrollado una interfaz de usuario que rastrea hasta qué punto alguien ha leído en una pieza y les permite comenzar a escucharla en la aplicación desde el mismo lugar.

La BBC es otro ejemplo en el desarrollo de esta estrategia y ha creado una “voz” automatizada que trata de sonar lo más huma­no posible para que los artículos puedan leerse, pero descarta de momento que sean los propios pe­riodistas los que las lean, al enten­der que la noticia sufren muchas actualizaciones una vez publicadas y que sería imposible que el perio­dista tuviera que volver a locutarla cada vez que se actualiza.

Acerca de Abel Ureña 10102 Articles
Periodista de Santiago graduado, director de https://notigraficas.com/; un diario digital realizado desde la ciudad de Santiago de los Caballeros República Dominicana con informaciones veraces y siempre actualizadas. Este diario no publica tragedias, muertos, chismes, ni bochinches.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*