No podemos bajar la guardia

Con más de medio millón de personas contagiadas y más de 32,000 muertes en América Latina, la pandemia del coronavirus nos manda el mensaje de que todavía sigue siendo la peor ame­naza para la vida humana en este hemisferio.

Por tanto, tenemos que mantener la guardia de la defensa en alto, asumiendo cuantas medidas sean necesarias y apropiadas para bajarle la velocidad a la propagación del virus, hasta que se minimice su gravitación y letalidad en nuestro ambiente.

La mejor estrategia, por el momento, es la de guardar distancia física entre los ciudadanos, en cualquier lugar en que se encuentren. Así, dicen los expertos, podemos desarticular la cadena de contagio.

Sin embargo, esta regla elemental no ha si­do muy observada ni aquí ni en otros países de la América Latina, como es el caso de Ecuador, Méxi­co, Brasil y Perú, los que mayor número de muertes acumulan.

En esos espejos debemos vernos ahora que esta­mos dando los primeros pasos hacia una desescala­da en cuatro fases de las restricciones iniciales apli­cadas para enfrentar la pandemia.

No podemos darnos el lujo de relajar la regla del distanciamiento, como ha ocurrido en plena etapa de la cuarentena parcial y flexible y ahora, en el pri­mer día de la reapertura.

Como el distanciamiento es, más que nada, un reflejo de la voluntad personal de los ciudadanos, el más crucial ejercicio de defensa colectiva es ese.

Si no hacemos conciencia de la obligatoriedad de cumplir con esta regla elemental, que no tiene nada de imposible, estaremos dejando el camino libre al virus para que destroce nuestras vidas y la economía nacio­nal, la base de sustentación de nuestra supervivencia,

Por tanto, no bajemos la guardia ni un minuto hasta que estemos seguros de haber vencido al Co­vid-19. Que esta sea la consigna nacional.

Acerca de Abel Ureña 9123 Articles
Periodista de Santiago graduado, director de http://notigraficas.com/; un diario digital realizado desde la ciudad de Santiago de los Caballeros República Dominicana con informaciones veraces y siempre actualizadas. Este diario no publica tragedias, muertos, chismes, ni bochinches.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*