Un flechazo instantáneo: así fue la historia de amor de John Travolta y Kelly Preston

62 / 100

Un flechazo instantáneo: así fue la historia de amor de John Travolta y Kelly Preston

Era la víspera de Año Nuevo de 1991 y John Travolta aprovechó la fecha para proponerle matrimonio a Preston, la mujer que sería su esposa durante casi 30 años, hasta que la muerte los separó.

Travolta y Preston se conocieron en 1987, en una prueba de pantalla para The Experts, su comedia estrenada en Estados Unidos en enero de 1989.

Para ese entonces la actriz ya había estado casada con el actor Kevin Gage, con quien -según confesó ella a Andy Cohen- no era tan feliz.

Después se separó de él y vino un breve romance con George Clooney y una propuesta de matrimonio de Charlie Sheen.

De acuerdo a Infobae, el actor siempre dijo que lo suyo fue amor a primera vista, así que en aquel Año Nuevo de 1991 se hincó frente a Preston en el restaurante del Palace Hotel de Gstaad, Suiza, y sacó un anillo con un diamante color amarillo y blanco, de seis quilates, para pedirle que fuera su esposa.

Dicen que la actriz estaba tan sorprendida que, cuando Travolta le propuso, ella gritó.

Para Preston también fue un flechazo instántaneo. “De repente lo vi caminar hacia mí con actitud y con sus dos perros. Me enamoré”, contó sobre el momento en que conoció a Travolta.

Aunque tuvieron que esperar algunos años en los que ella tuvo otros romances, finalmente se consumó el cuento de hadas con la estrella de Fiebre de sábado por la noche.

Después de eso, todo fue una luna de miel que hacían evidente en sus apariciones públicas.

Preston contó divertida en Entertainment Tonight que tras la proposición planearon tener algunos bebés y estaban practicando mucho para lograrlo.

Acerca de Abel Ureña 10678 Articles
Periodista de Santiago graduado, director de https://notigraficas.com/; un diario digital realizado desde la ciudad de Santiago de los Caballeros República Dominicana con informaciones veraces y siempre actualizadas. Este diario no publica tragedias, muertos, chismes, ni bochinches.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*